Imprimir

Lamentan incertidumbre cultural en Premios Nacionales

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in México

La educación en México “es de un gran desaliento”, afirmó ayer la filóloga Concepción Company

La académica y filóloga Concepción Company Company (Madrid, 1954), galardonada ayer con el Premio Nacional de Artes 2019 en el campo de Lingüística y Literatura, lamentó la incertidumbre que existe en torno a las instituciones culturales y aseguró que no le agradó del todo la distribución en el presupuesto de egresos 2020.

Supongo que muchas instituciones, como la Academia Mexicana de la Lengua (AML) y la de Ciencias y Artes, replican la incertidumbre en la que están muchas instituciones culturales. Yo creo que estamos en un periodo de gran incertidumbre”, dijo al concluir la ceremonia realizada en el Salón de la Tesorería del Palacio Nacional, donde leyó un discurso crítico sobre educación, cultura y una defensa sobre las instituciones en México.

Company también cuestionó la calidad y el nivel de la educación pública nacional. “Como yo veo la educación, en este momento, es de un gran desaliento y una gran incertidumbre”, expresó. “No es posible dejar de evaluar a los alumnos o esos acuerdos que se han hecho con sindicatos para no evaluar… (ya que) la evaluación no es punitiva, sino para conocer mejor y saber dónde hay que subsanar.

No se puede seguir comprando ni heredando plazas, porque los maestros son quienes moldean los futuros ciudadanos. Hace rato que no me atrevo a enviar a un hijo mío a la educación pública en este momento, aunque la privada no está mucho mejor, pero por lo menos evalúa, controla y se involucra de otra manera. Veo mal y con gran desaliento la educación en este momento”, insistió la filóloga nacida en España y naturalizada mexicana desde 1978.

Y propuso un incremento al presupuesto en nivel primaria de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB), el cual también se necesita en ciencia, tecnología y cultura, que no alcanza el 1%, y recordó que en países como Finlandia ese presupuesto alcanza 8%, en EU y Alemania 6% y en España cuatro por ciento.

Le diría al señor Presidente que, si quiere pasar a la historia, articule una primaria verdadera y que se deshaga de algo muy difícil: los sindicatos. Él debe saber cómo, porque es un hombre inteligente y sagaz; y tener verdaderas primarias que impulsen una secundaria para que en 20 años este país sea otro”, expresó.

¿Le gustó cómo se distribuyó el presupuesto a cultura?, se le cuestionó. “Para la UNAM bien, pero no sabemos cuáles serán los costos civiles, políticos o los compromisos que tengamos que hacer como Pumas… aunque para muchas instituciones no, no me gustó el presupuesto”.

MÉXICO, PAÍS FAVORITO

La ceremonia inició con la entrega del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español a la escritora Luisa Valenzuela (Argentina, 1938), quien lo definió como especial y cercano al corazón por lo que significa Carlos Fuentes y Silvia Lemus.

"Es un orgullo y un agradecimiento muy grande, porque amo a México y lo que siento en este momento lo he sentido muchas veces, es esta reciprocidad que tengo, de amor, con este país que es realmente mi país favorito en el mundo”.

Luego se entregaron los reconocimientos a Carmen Vázquez Hernández (Chiapas, 1958), en el campo de Artes y Tradiciones Populares; Abraham Oceransky (Ciudad de México, 1943) en Bellas Artes; Diego Valadés (Mazatlán, 1945), en Historia, Ciencias Sociales y Filosofía; y a Company, quien leyó un discurso a nombre de los mencionados.

 
CURIOSIDAD Y PASIÓN

En su discurso, Company destacó las tres variables que le permitieron alcanzar este premio: la vida personal, las instituciones y el acceso a una verdadera educación pública. “La primera variable ha sido caminar la vida bien acompañado de la solidaridad de nuestros seres queridos, familia y amigos que allanaron nuestros pasos cotidianos y respetaron los muchos momentos de silencio y soledad”.

La segunda, dijo, son las instituciones. Porque “estamos hoy aquí por un camino de curiosidad y pasión, ingredientes imprescindibles del conocimiento y la vida, pero ambas deben estar cobijadas por instituciones”, y aseguró que sin éstas no podría generarse conocimiento propio.

"Sin el cobijo institucional y sin el adecuado respaldo económico, no existe la investigación y menos la generación y sedimentación de nuevo conocimiento. Sin instituciones y sin respaldo económico, repito, no es posible crear espacios ni conocimiento. No seríamos creadores, sino simples maquiladores de las ideas de otros. No podríamos pasar la estafeta a los más jóvenes; no sería posible difundir el nuevo conocimiento y hacer que otros se apropien de él”, apuntó.

Con información de Excelsior

Más México

Columna Invitada