Imprimir

Resumen y matices del tercer debate

Escrito por Osvaldo Granados on . Posted in Andanzas

 Por @osvaldovallarta 

 

De entrada, el formato fue más incluyente al incorporar planteamientos y preguntas de las redes sociales. Los moderadores, sin ser tan famosos como en los dos anteriores debates, lucieron más preparados, mejor estructurados y sin protagonismos o lucimientos tan de moda en algunos periodistas. Ahora si se trataron los temas que más afectan e interesan a los ciudadanos. No obstante no hubo la gran propuesta, o el gran anuncio. Nada diferente a lo escuchado a lo largo de las campañas. Pero vale la pena destacar lo siguiente de cada uno de los tres candidatos: 

Andrés Manuel lució más cómodo y relajado, sereno, a pesar de ser igualmente o más atacado que en los otros debates. Aunque insistió en la corrupción como principal problema de todo, habló mucho menos de su famosa “mafia del poder”. Su acierto, el tema de la salud y evidenciar precios inflados en construcción de hospitales y compra de medicinas. No termina de aterrizar y particularizar sus propuestas; ara él todo es combate a la corrupción, sin clarificar cómo.  

Ricardo Anaya no dejó ver su “brillantez” que le caracterizó en el primer debate, se le escondió en el segundo, y ahora pues no mostró. Lo que sí mostró fue su papel de víctima de las acusaciones “del sistema” al que pertenece. Se nota preocupado y a él, los ataques sí le han dañado su confianza y seguridad que se ve mermada. Su acierto, el mensaje de cierre del debate y algunas propuestas de energías renovables.

José Antonio Mead, infructuosamente quiso mostrase cercano y popular. Desesperado por su tercer lugar, metió más de una vez el tema de la selección mexicana de futbol en temas serios, que, en lugar de sumarle, le restó a su “puntada”. Tibiamente ahora repartió más señalamientos y ataques, pero dejaba la sensación de que se mordía la lengua.   

El Bronco se lució manejando datos y cifras, se mostró más claro y con propuestas sin perder su estilo franco, directo y norteño. Con su lenguaje, sin duda fue el que más conectó con la audiencia. Fue el que se mostró más diferente y dejó ver su lado menos silvestre y mostró el más elocuente. será el que más subirá en las encuestas sin que le alcance para ser el tercer lugar que siempre ha tenido y tendrá José Antonio Mead.

Finalmente, cabe decir que poco o nada se moverán las encuestas o intenciones de voto. Seguirán en el mismo orden de preferencias como aquí se presentan, primero AMLO, después Anaya, luego Meade y al final El Bronco.

Columna Invitada