Qué es lo que mejor funciona para tratar la depresión

on .

La psicoterapia para la depresión podría costar más que los medicamentos al principio, pero a largo plazo, ambos podrían ofrecer beneficios similares, encuentra un estudio reciente.

El estudio estimó la rentabilidad de los dos tratamientos. Encontró que a lo largo de un año, los antidepresivos ofrecían un mejor valor por su costo. Pero cuando los investigadores observaron la situación en cinco años, la psicoterapia pareció ofrecer más beneficios por el costo.

Los expertos dijeron que el punto no es declarar un "ganador" en el campo del tratamiento de la depresión.

En vez de ello, los hallazgos respaldan a las directrices que señalan que los antidepresivos y la terapia cognitivo conductual (TCC) son opciones "razonables", apuntó el líder del estudio, el Dr. Eric Ross.

Lo importante para los pacientes es saber que hay más de una opción efectiva, según Ross, psiquiatra del Hospital McLean en Belmont, Massachusetts, y del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

El Dr. Mark Sinyor, psiquiatra del Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook, en Toronto, se mostró de acuerdo en que no hay una solución universal para todo el mundo.

Las preferencias personales de un paciente son un factor esencial, aseguró Sinyor, autor de un editorial publicado junto con los hallazgos el 28 de octubre en la revista Annals of Internal Medicine.

"Si alguien no quiere TCC", enfatizó, "es poco probable que le ayude, dado que hay que implicarse en ella".

También es una cuestión de la gravedad de la depresión. La TCC y los antidepresivos son, en promedio, igual de efectivos para la depresión entre más leve y moderada, explicó Sinyor, pero las personas con síntomas graves en general necesitan medicamentos.

"La depresión puede hacerlo sentirse sin esperanzas", dijo. "Pero tenemos tratamientos efectivos, y si uno no lo ayuda, podemos probar otro".

La TCC no es la única forma de psicoterapia para la depresión, pero se ha estudiado bien y las directrices la recomiendan. Implica sesiones individuales o de grupo con un terapeuta. Dicho de forma sencilla, la meta es identificar y remodelar los patrones de pensamientos negativos que podrían estar fomentando los síntomas de depresión, y desarrollar formas más saludables de afrontamiento.

Al principio, la TCC cuesta más que los medicamentos, que con frecuencia están disponibles en forma genérica. Una sola sesión cuesta más de 100 dólares, en comparación con el costo de 100 dólares al año de muchos antidepresivos, apuntaron Ross y su equipo.

Pero en general las personas reciben un número limitado de sesiones de TCC, y con el tiempo, la rentabilidad cambia, sugiere el nuevo análisis. En el primer año, en general los medicamentos proveyeron un mayor "beneficio monetario neto", una medida que toma en cuenta cuánto dinero hay que gastar para obtener un año de vida con una buena salud, anotaron los investigadores.

Pero a los cinco años, la TCC ofrecía un mayor beneficio por el dinero. Los investigadores proyectaron que en ese momento, los costos de la atención de la salud podrían ser hasta 1,800 dólares más bajos por cada paciente tratado con TCC; pero el hallazgo no fue significativo en términos estadísticos, lo que indica cierta incertidumbre, dijeron los autores del estudio.

Una salvedad es que las proyecciones se basan en un modelado estadístico. Los investigadores usaron datos de estudios anteriores y cifras del mundo real para realizar estimados sobre la rentabilidad. Tuvieron que hacer ciertas presuposiciones, por ejemplo que la TCC implicaría cuatro sesiones individuales y ocho sesiones de grupo a lo largo de tres meses, y luego sesiones individuales una vez al mes.

Usando los datos del estudio, proyectaron que los síntomas desaparecerían en alrededor de un 40 por ciento de los pacientes que toman antidepresivos por primera vez, y que más o menos un 63 por ciento mostrarían una mejora. Esas tasas de éxito serían similares en los pacientes que recibieran TCC, pero con un costo inicial más alto.

Pero cuando los investigadores sopesaron otras evidencias (por ejemplo, que los pacientes que toman medicamentos son más propensos a sufrir recaídas), los antidepresivos no fueron más rentables a largo plazo.

Según Ross, la investigación ha encontrado que la mayoría de las personas con depresión preferirían la psicoterapia primero. Pero menos de una cuarta parte de los pacientes de EE. UU. la reciben.

Ross señaló que puede haber importantes obstáculos. Las personas pueden vivir lejos de un proveedor de TCC, o no poder gestionar el compromiso de tiempo.

Quizá el sistema de salud mental tenga que ser creativo. Sinyor apuntó a una solución potencial: entrenar a personas que no sean psicólogos, por ejemplo los trabajadores sociales, para que administren la TCC.

La tecnología también podría ayudar, dijeron él y Ross, por ejemplo al permitir a los pacientes en áreas rurales recibir la TCC mediante videoconferencias. Pero Sinyor añadió que aunque esto podría funcionar para algunas personas, siempre habrá quienes necesiten consejería cara a cara.

Más Gente In

Columna Invitada