Imprimir

Pide Aristóteles a diputados electos un cambio en favor de la ciudadanía

Escrito por REDACCIÓN AZ NOTICIAS on . Posted in Jalisco

Pidió a todos dejar atrás los protagonismos y trabajar tres años de tiempo completo pensando en el cargo actual, "desistiendo pensar en un posible cargo futuro. Se trata de actuar con decoro y humildad, de recuperar poco a poco la confianza ciudadana dilapidada entre los excesos de otras legislaturas"

 

Un cambio "a fondo y sin regateos" pidió hoy el gobernador electo de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, a quienes habrán de integrar la LX Legislatura, al iniciar cursos de inducción a los diputados locales y advirtió que no se puede seguir administrando el desprestigio del Congreso "que los últimos años ha entregado a los ciudadanos más pena que resultados; más escándalos que leyes; más banalidad que digna representación", por lo que es el momento de acabar con "un espacio de ostentación, lujos o privilegios", dejando atrás "la política del chantaje para restaurar la política del debate".
 
Ante el Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional que conforma la siguiente legislatura, el delegado nacional del PRI en Jalisco y el presidente en funciones del partido, el mandatario electo puntualizó que ahora "se trata de cambiar a fondo y sin regateos lo que ha sido el congreso hasta el día de hoy" y de paso que el Poder Legislativo "no debe ser un foro de autopromoción sino un espacio de intercambio, de diálogo y contraste de ideas" para "recuperar poco a poco la confianza ciudadana dilapidada entre los excesos de otras legislaturas".
 
El curso se realiza en el Club de Industriales en donde los legisladores encabezados por Miguel Castro Reynoso, el recién nombrado coordinador, estarán un par de días atendiendo un amplio programa de trabajo en donde se presenta a los legisladores una panorámica general de la organización y funcionamiento del Congreso de Jalisco.
 
La inauguración del evento corrió a cargo de Miguel Castro, quien en su oportunidad comentó que a los nuevos parlamentarios "nos esperan muchas horas de trabajo, pero también de conflicto que habremos de enfrentar en la tarea de reorganizar de punta a punta a un Poder Legislativo con nueve años de escándalos" y conscientes de que la sociedad no aguantará tres años más en esas mismas condiciones.
 
Dijo que los legisladores son muy importantes en el quehacer diario del Estado, pero "si queremos ser parte del proyecto de desarrollo de Jalisco que tiene el futuro gobierno, entonces debemos construir un Poder Legislativo sólido, eficiente, confiable y honesto" y si no lo logran, simplemente estorbarán.
 
Afortunadamente el Congreso ya tocó fondo, ahora todo es salir adelante -asegura-, y lo legisladores del tricolor ya tienen una agenda mínima de trabajo en base al decálogo que suscribieron en campaña, en donde se encierran compromisos "con las finanzas del Congreso, la reducción de curules, el diseño de herramientas en beneficio de los trabajadores, mejores leyes para eficientar seguridad y justicia, la reelección de alcaldes, fiscalización de recursos e incentivar la generación de empleos".
 
Aunque las metas están aún más allá de eso, porque buscarán "ciudadanizar el gobierno", para que tengan la posibilidad de decidir qué hacer con el dinero público, eso además de la transparencia en todas las actividades de los diputados y sobre todo, "regresarle a la política su valor".
 
Les recordó a los legisladores que el Poder Legislativo dejó de ser la caja de resonancia de la política que deben recuperar, porque ahora "los trabajos de los diputados pasan inadvertidos porque siempre hay un escándalo administrativo que destaca sobre todas las actividades parlamentarias".
 
Y los invitó a formar una sola fracción tricolor, "un equipo sin fisuras, que desde fuera y desde dentro, nos vean sólidos y caminando en una sola dirección porque de lo contrario, nadie nos tomará en cuenta y hoy los ejemplos sobran"; los grupos segregan y pulverizan las buenas intenciones.
 
Jorge Aristóteles Sandoval comentó en su intervención que los nuevos legisladores "recibirán un Congreso caro, amorfo e improductivo. Sumido en la inercia de años de autocomplacencia. Un congreso devenido en oficina de colocación, sin más lógica laboral que la política de grupos que mucho engrosa la nómina, pero que muy poco aporta para enaltecer la labor del poder legislativo".
 
Este es el Congreso que se debe transformar, porque ahora solamente "destaca por el gasto que le genera al erario" y no el calado de sus iniciativas, ante lo cual, "los invito a que impulsemos juntos una agenda común para Jalisco; una agenda a prueba de todo cuestionamiento. Una agenda plural en la que se vean reflejadas las opciones políticas presentes en nuestra entidad y en la que se recojan los anhelos más sentidos de los jaliscienses sin importar filiación política o ideológica".
 
Para eso no hay más que una ruta y está trazada, es momento de renovar las instituciones desde las propias instituciones porque "atrás y enterrada ha quedado el período de la confrontación y hoy, el país entero se prepara para una renovada etapa de paz, construcción, acuerdos y resultados; esto es: una etapa de transformación", porque la gente votó por el PRI esperando recuperar la tranquilidad y la paz, la firmeza en la conducción del gobierno y la visión de modernidad y progreso.
 
Frente a esto, simplemente "se trata de cambiar a fondo y sin regateos lo que ha sido el congreso hasta el día de hoy. Se trata de eficientar la labor legislativa convirtiéndola en lo que debe ser: un reflejo fiel del clamor popular y no un espacio de ostentación, lujos o privilegios" y sobre todo, "convertir la complicidad y la simulación, en republicanismo".
 
Pidió a todos dejar atrás los protagonismos y trabajar tres años de tiempo completo pensando en el cargo actual, "desistiendo pensar en un posible cargo futuro. Se trata de actuar con decoro y humildad, de recuperar poco a poco la confianza ciudadana dilapidada entre los excesos de otras legislaturas".
 
Finalmente comentó que "la división de poderes no será efectiva mientras el Congreso del Estado no recupere la credibilidad de los jaliscienses" y construir el poder que requiere Jalisco. "fuerte y austero, visiblemente autónomo y altamente eficiente".
 
Eduardo Almaguer, encargado de la Presidencia del PRI Jalisco dio la bienvenida a los legisladores y Alejandro Ozuna Rivero, el delegado nacional, puntualizó la necesidad de fortalecer la unidad para caminar en una sola dirección, la que permita el recuentro de la clase política con la ciudadanía.
 
El curso a los legisladores terminará este viernes y es uno de muchos que tomarán en esta etapa de preparación para la integración de la nueva legislatura.

Columna Invitada