Imprimir

El primer hombre con brazos y hombros trasplantados ya puede flexionar sus bíceps

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in Mundo

El exelectricista islandés que perdió sus extremidades superiores tras recibir una descarga de 11 mil voltios en 1988, fue sometido a una innovadora intervención quirúrgica de 15 horas en la que le implantaron nuevos hombros y brazos. 

Felix Gretarsson, el hombre que en enero pasado se sometió al primer trasplante doble de brazos y hombros en el mundo, anunció que ya está en condiciones de flexionar sus bíceps y ansioso por abrazar a su esposa, hijos y nietos, informa el portal británico Metro.

En 1998, siendo entonces un electricista, Gretarsson recibió una descarga de 11 mil voltios cuando estaba reparando una línea eléctrica. Debido a las graves quemaduras que sufrió, además de varias fracturas y lesiones internas, fue preciso amputarle ambos brazos y parte de los hombros para salvar su vida

Para la extirpación de sus brazos, los médicos tuvieron que mantenerlo en coma por tres meses y practicarle 54 operaciones.

Al ser finalmente dado de alta, el hombre comenzó a abusar de las drogas y el alcohol para paliar un constante dolor, al punto de que debió someterse a dos trasplantes de hígado en menos de un año.

Solo mucho después supo del cirujano de renombre mundial Jean-Michel Dubernard, quien le dio la esperanza de que un trasplante fuera posible.

Lina Wertmüller: “Una gran actriz tiene, a menudo, más poder que los hombres”

La innovadora intervención quirúrgica, de 15 horas de duración, se llevó a cabo en enero en el hospital Edouard Herriot, en Lyon, Francia, en el 23 aniversario del terrible accidente.

Aun tras esa operación, los especialistas advirtieron que no había forma de saber hasta qué punto podría el paciente recobrar la movilidad de sus extremidades. Según le explicaron a Gretarsson, los nervios crecerían en promedio un milímetro cada día, lo que significa que, con suerte, llegarán a su codo en un año y a sus manos en dos.

Sin embargo, ahora, pasados seis meses de intensa y agotadora rehabilitación, el islandés, de 49 años, puede ya mover los brazos.

El doctor Jean-Michel Dubernard no pudo compartir la noticia: falleció pocos días antes.

(Con información de RT)

Más Mundo

Columna Invitada