Imprimir

Tragedia en Brasil: Adolescente mata a sus padres y a su hermana porque le quitaron su teléfono móvil

Escrito por Redacción AZ Noticias on . Posted in Mundo

De acuerdo con la policías, el propio adolescente habló con las autoridades y confesó el crimen tres días después de haberlo cometido. 

Un adolescente brasileño mató a sus padres y a su hermana en la casa familiar, utilizando el arma reglamentaria de su padre, tras sentir "frustración" por haber sido privado de un teléfono móvil, según detalles de la investigación facilitados este miércoles por la policía.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes pero se conocieron el lunes, cuando el menor se puso en contacto con la policía para relatar que había matado a tiros a los tres integrantes de su familia.

"Policías militares fueron llamados por el propio adolescente, quien confesó el crimen", señaló la secretaría de seguridad de Sao Paulo en un comunicado.

"El menor relató que el viernes (17) utilizó el arma de su padre, un guardia civil municipal de 57 años, para cometer los crímenes contra él, su hermana, 16 años, y su madre, de 50", agregó la nota.

El policía civil Roberto Afonso, a cargo de la investigación, dijo que el adolescente se habría sentido "muy frustrado" cuando sus padres le retiraron su teléfono móvil durante una discusión.

El menor, que es adoptado, decidió entonces buscar el arma de su padre y le disparó por la espalda, causándole la muerte.

Después se dirigió al piso superior de la casa y disparó a la hermana en el rostro. Finalmente, esperó varias horas hasta que la madre llegara a la casa y le disparó también.

"Necesitamos entender si se trató de una frustración relacionada con algún tipo de trastorno o si realmente hubo un problema de terceros involucrado", sostuvo Afonso al canal local Record.

Las autoridades buscan determinar si había "algún interlocutor con él en el teléfono". El joven permaneció en la vivienda con los tres cuerpos desde el viernes hasta la madrugada del lunes, cuando fue detenido por la policía y llevado a la comisaría.

En ese lapso, acudió al gimnasio y fue a comprar a la panadería. El sábado, aún "enojado", acuchilló el cadáver de su madre, detalló Afonso.

Según él, el adolescente tuvo una actitud "fría" cuando relató lo ocurrido.

Debido a su minoría de edad, el joven fue señalado de cometer "los actos infraccionales" (en lugar de delitos) de homicidio y feminicidio, porte ilegal de arma de fuego y vilipendio de cadáver.

Está siendo retenido en un centro de detención de menores.

De acuerdo con la legislación brasileña, los menores de 18 años son penalmente inimputables y deben ser evaluados por una legislación especial.

Con información de El Universal