Imprimir

“Prefieren guerra al hecho de que me lleve bien con Vladimir Putin”: Donald Trump

on . Posted in Mundo

Trump tuvo que aclarar sus dichos en la rueda de prensa conjunta con el presidente ruso y que fueron interpretados como una crítica al trabajo de las agencias de Inteligencia sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016

“Nos llevamos bien, lo que molestó a muchos enemigos es que querían un enfrentamiento de boxeo“, señaló este miércoles el presidente Donald Trump sobre su cumbre con el presidente ruso, Vladimir Putin, el pasado 16 de julio en Helsinki, Finlandia.

A través de un mensaje en Twitter, Trump declaró que lejos de las críticas que se han generado entorno a la reunión con Putin, “mucha gente de las altas esferas de Inteligencia amaron la rueda de prensa en Helsinki” en la que tuvo oportunidad de discutir con el presidente ruso sobre muchos temas, entre ellos, la injerencia rusa en las elecciones de las que resultó victorioso y cuya investigación corre a cargo del fiscal especial, Robert Mueller.

Fue de tal nivel la controversia generada, tanto en el partido demócrata como en el republicano, que a tan solo un día de la cumbre en Finlandia, Trump tuvo que aclarar sus dichos en la rueda de prensa conjunta con Putin y con los que se interpretó que el mandatario estaba desestimando el trabajo de las agencias de Inteligencia de su país.

En la Casa Blanca, Trump leyó un par de hojas frente a los periodistas y dijo que en realidad tiene “plena fe y apoyo para las grandes agencias de inteligencia estadounidenses” e insistió en que todo había sido unmalentendido sobre una frase en específico.

“Debería ser obvio, creí que era obvio, pero me gustaría aclarar, solo en caso de que no lo sea, que en la frase a la que refieren, dije la palabra “creo” en lugar de “no creo”.

La frase debió ser ‘No veo razón para no creer que fue Rusia'”, dijo el presidente con un gesto de incomodidad.

Previo a la aclaración de Trump, algunos demócratas como el líder en el Senado, Chuck Schumer, y republicanos como Paul Ryan, expresaron su rechazo a la desacreditación que Trump hizo a las agencias de Inteligencia de Estados Unidos sobre el Rusiagate.

Hubo quien incluso lo tildó de “traidor” y catalogó su participación en la conferencia de prensa en el Palacio Presidencial de la capital finesa, como “vergonzosa” pues en todo momento el mandatario de Estados Unidos se mostró con una actitud muy distinta a la negativa que ejerció sobre los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, sus aliados.

Trump se había reunido con los líderes de los países miembros de la OTAN tan solo 24 horas antes de celebrar, por primera vez, una cumbre con el presidente ruso y durante los dos días que duró la cumbre de la organización, Trump fue criticado por las demandas hechas sobre el presupuesto de Defensa y la constante fricción con la canciller alemana, Angela Merkel.

Pese a eso, Trump insistió que “si bien la reunión de la OTAN en Bruselas fue un triunfo reconocido, con miles de millones de dólares más a cargo de los países miembros a un ritmo más rápido, la reunión con Rusia podría ser, a la larga, un éxito aún mayor“.

Incluso, resaltó la situación con Corea del Norte, de la que enfatizó que Rusia “está de acuerdo con ayudar”. El tema de la desnuclearización de la Península Coreana y los acuerdos con el líder supremo, Kim Jong-un, fue otro de los puntos discutidos durante la reunión en Helsinki. (Con información de Aristegui Noticias)

Más Mundo