¿Qué es mejor viajar solo por tu cuenta o con amigos?

on .

3 reglas de oro para que te funcione la modalidad viajar solo

 

Hace tiempo vienes planificando un viaje y, en algún punto, te preguntas: ¿me voy a viajar solo, con mi pareja o con unos amigos? Según los expertos, en esto influyen temas económicos, psicológicos y muy personales. Un estudio afirma que los lobos solitarios fueron quienes la tienen más difícil en manejar la economía y que les rindan los presupuestos, aunque tienen menos estrés a la hora de hacer lo que quieran sin pedir cuentas a nadie. Tampoco se vieron en medio de un conflicto al momento de decidir cambiar sus rutas, itinerarios y planes de viaje.

Los que viajaron en grupo se vieron, en algún punto, enredados en batallas campales para ponerse de acuerdo en qué hacer y cómo hacerlo, aunque lo de compartir los gastos les funcionó de maravilla. A su regreso, se habían hecho más amigos de algunos en el grupo... y no quisieron ver durante meses a otros. Las parejas por su parte, mostraron haberse compenetrado más, no hubo problemas entre ellos al “negociar” qué hacer y, lejos de lo que muchos pensarán, no hubo drama cuando se trató de conocer a otras personas y compartir con nuevos amigos salidas, deportes y excursiones.

Anotado lo de los estudios. Ahora viene lo que comentan un par de “bien viajados” a quienes les consultamos. A través de una agencia de viajes, nos buscamos algunos de los que andan por la categoría “elite” de aerolíneas y les preguntamos a ellos.  “La verdad es que cuando tus amigos tienen pareja y tú andas solo porque te separaste o porque nunca te has comprometido con nadie, la alternativa menos complicada es irte solo, en vez de poner de acuerdo a tres o cuatro compañeros de viaje”, dice Remy Nolasco. “Tiene su lado bueno, porque ligas más fácil, te mueves sin tener que poner a todos de acuerdo y ya sabes que el que solo la hace, solo la paga”. Ahí está el rollo. A la hora de pagar, sale más costoso solo que hacerlo en pareja o en grupo. Los paquetes de viajes suelen ofrecer descuentos a las parejas y grupos, porque comparten varios un solo alojamiento.

Para la agente de viajes con base en Miami, Olga María Socarrás, “hay ciertamente un temor de vacacionar por tu cuenta y la mayoría de las personas viajan en pareja o en familia, pero no hay una razón para no hacer un viaje solo porque nadie quiera ir contigo. Tengo clientes que, aun siendo muy sociables, prefieren irse solos a destinos a los que no es fácil que te acompañen porque son remotos, o porque es muy caro y, a veces, arriesgado. Todos regresan felices y repiten la experiencia más de una vez. Hay alternativas, como integrarlos ‘en nómina’ a un grupo de desconocidos que van, por ejemplo, a África, y durante la estancia tienen la posibilidad de hacer su propio programa con turoperadores locales”.

De cualquier manera, hemos descubierto 3 reglas de oro para que te funcione la modalidad “going solo”, sí viajar solo:

1.) Viaja con mente abierta y dispuesto a compartir con desconocidos locales que pueden convertirse en excelentes guías. Piensa en maneras seguras de conocer a personas de ideas afines. Investiga un poco. Hay apps y sitios on-line que te conectan con personas dispuestas a convertirse en tus guías.

2.) Afina el radar y logra el equilibrio entre protegerte y abrirte cuando toque confiar en la gente que conozcas y que pueda ayudarte a conocer tu destino. A eso le llaman ser street-smart y se logra viviendo muchas experiencias buenas y malas.

3.) Planifica bien tu economía. Si algo falla, no tendrás una aliada o un aliado para echarte la mano. Con información de GQ

Consecuencias de dormir hasta tarde

on .

Dormir hasta tarde no siempre está bien visto, tiene consecuencias, puedes perder tiempo, actividades y salir tarde a lo que sea que tengas que hacer ese día. Pero para quienes lo hacen es una manera de descansar, aunque quizás muchos no lo vean así.

Que te levantes tarde no necesariamente significa que seas flojo o estés deprimido. Hay quienes están más activos durante la noche, y eso muchas veces nos hace no poder conciliar el sueño antes de las 11 o 12.

Como consecuencias, las mañanas siguientes jamás empezarán temprano, porque es necesario obtener ciertas horas de descanso para que nuestro cuerpo funcione correctamente. De no hacerlo, estamos de malas, sin energía, con poca concentración y bajo rendimiento. Recientemente la Universidad de Harvard decidió realizar un estudio para determinar las consecuencias de quienes prefieren dormir hasta tarde, y resulta que mientras mantengas una rutina, la hora es de muy poca importancia.

La revista Nature publicó los hallazgos y pueden animar a todos los night owls que se despiertan hasta entrado el día. En el estudio se le dio seguimiento a los hábitos de sueño de 61 estudiantes por un mes, para ver si estos estaban relacionados con su desempeño escolar.

Resulta que la hora a la que te acuestas es irrelevante; si todas las noches caes rendido a las 2 de la mañana y te levantas a las 10 o quizás 11 del día siguiente, pero descansado, el reloj biológico no se ve alterado. El problema es cuando las personas no llevan una rutina de sueño, y un día se duermen a las 5 de la mañana y al otro día a las 9 de la noche. La clave es ser consistente y que las condiciones de luz y sonido sean parecidas a las que encontramos durante las horas de la noche.

via GIPHY

Ahora bien, si decides que estás cansado, pero te tienes que levantar y más tarde te recuperarás con una siesta, te tenemos malas noticias. Todos los alumnos que participaron en el estudio que optaban por “reponerse” por un par de horas mostraron un rendimiento menor en sus clases a lo que normalmente hacían. Nuevamente encontramos que la rutina es la clave: un ritmo de sueño regular es la respuesta.

En cuanto a las condiciones de luz antes mencionadas, los investigadores de la Universidad de Harvardnotaron que esta afecta el ritmo circadiano. Con un modelo matemáticofueron capaces de medir la diferencia en el ritmo de los estudiantes que tenían hábitos de sueños regulares, es decir, rutinarios, contra aquellos que no tienen ni hábitos ni horarios para descansar. Se encontró que la luz del día es un factor que altera el ritmo circadiano, desestabilizando al cuerpo y provocando un desempeño deficiente en la escuela.

La importancia de dormir las horas necesarias es debido a que nuestro sueño tiene varias fases, siendo las más importantes la fase REM y la fase no-REM. En la primera, procesamos los recuerdos y pensamientos del día. En la segunda, se producen las funciones de restauración, donde el cerebro se recupera y se liberan las hormonas que hacen que nuestro cuerpo se recupere.

Durante las primeras horas del sueño, predomina la fase no-REM, y más adelante, comienza la otra parte. Antes se creía que el dormir tarde evitaba que el ciclo funcionara correctamente, pero gracias al estudio de Harvard, solamente es necesario dormir en condiciones de poca luz y sonido, a la misma hora todos los días o noches y cumplir con las horas necesarias de forma corrida. Si eres de las personas que se acuestan muy tarde, solamente preocúpate por hacerlo en un ambiente correcto; cortinasgruesas, una cama cómoda y la menor cantidad de ruido posible.

Tigre de Malasia podría extinguirse en tres años

on .

Se estima que menos de 200 tigres quedan en estado salvaje debido a que su principal amenaza es la caza furtiva; sus órganos son utilizados en la medicina tradicional china

 

Comentó que las estimaciones indican que menos de 200 tigres quedan en estado salvaje debido a que su principal amenaza es la caza furtiva porque sus órganos son utilizados en la medicina tradicional china.

Esta actividad ilegal ha crecido en los últimos años debido a la afluencia de cazadores furtivos indochinos, que los atrapan.

A nivel local, WWF-Malasia trabaja en estrecha colaboración con las comunidades locales para establecer patrullajes que incluyen pueblos indígenas en el sitio de tigres de Belum-Temengor. 

Los ejemplares de la especie Panthera tigris jacksoni se pueden salvar con acciones dirigidas a combatir la caza furtiva y el comercio ilegal.

La Real Policía de Malasia y el Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales de este país iniciaron recientemente una operación conjunta que resultó en el arresto de casi 50 personas desde septiembre.

Este 2019 se reportó que tan solo en el estado de Perak un inventario del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales indica que sólo quedan entre 40 y 50 tigres de Malasia en la zona.

Todos los esfuerzos ayudarían a conservar a esta especie de felinos, los cuales están catalogados en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro de extinción.

Jugo de naranja con rábano para desintoxicar el cuerpo

on .

Desintoxicar el cuerpo de manera periódica tiene muchas repercusiones positivas en el organismo ya que ayuda a mejorar el estado de salud en general, tener más energía y mejorar el estado de ánimo. Existen varias alternativas naturales para desintoxicar el cuerpo y una de las más efectivas es un jugo de naranja con rábano. 

Este jugo combinado de la fruta con el vegetal mejora el estado de los riñones, la próstata, testículos y vías digestivas, al tiempo de otorga abundante fibra para la salud intestinal. Mientras que el rábano mejora la función biliar y la producción de bilirrubin, curar las flemas y los problemas de moco, el rábano también ayuda a bajar de peso.  

Para preparar este jugo necesitas

  • 125 gramos de rábano
  • Tres naranjas

Este jugo se debe realizar en un extractor de jugos, para hacerlo introduciendo los ingredientes al extractor, si deseas puedes añadir un poco de miel natural para mejorar el sabor. Si lo preparas en la licuadora primero deberás exprimir las naranjas y licuar junto a los rábanos, luego con la ayuda de un colador, retirar los grumos. 

Este jugo debes ingerirlo por al menos 15 días durante el desayuno. Importante recalcar que este jugo no sustituye a los alimentos. 

Con información de Debate

¿Por qué el beso es la más poderosa arma sexual?

on .

El beso, sí ese encuentro poderoso. Si los ángeles besaran… espero no cometer sacrilegio, pero hubo un hombre que, si sí, lo hacía como esos seres celestiales. Cuando nos besamos por primera vez supe que esa noche la iba a pasar muuuy bien. ¿Por qué? Pienso que es la mejor demostración de lo que puede hacer alguien con y en tu cuerpo; tener la delicadeza de conocer tu boca a través de la suya, explorar tus labios, tus comisuras, hurgar cuidadosamente el interior y juguetear con tu lengua para volver a esos bordes carnosos, cerrados, abiertos o hasta cuando esbozas una sonrisa y ésta es correspondida con la suya sin dejar de saborearte.

Ésa es la verdadera comunicación labial, que escala a esa fascinante interacción corporal que se enciende por un buen kit de besos, mordidas y un sinfín de botones accionados en el maravilloso sistema oral; el erotismo inicial sin que necesitemos cachondearnos con manos y brazos en cualquier esquina callejera donde la noche nos haya sorprendido…

Siempre te he dicho que las mejores batallas sexuales dependen de unos buenos preliminares; para esas colisiones que deseamos duren más que un acostón de besos rápidos (o luego ni los hay), apretujones, entra, saca y fin.

Aunque existen algunas técnicas para pulir nuestra manera de besar mediante manuales y notas encontradas por ahí, pienso que lo ideal para ser el buen besador es la inercia, dejarte llevar porque, aunque no lo creas, tu amante puede estar guiándote sin que lo hayas notado. Pero a veces pensamos que somos excelentes en la materia (sobre todo ustedes) y hacemos de líderes en la acción. Quizá tu chica te ha dado señales de qué es lo que quiere de tu boca y ni te has dado cuenta.

Por ejemplo: Me he topado con hombres que, para empezar, ¡pum!, la lengua, que funge más como intrusa que como parte esencial del sensual rito. Es como un molusco impulsivo que quiere abrir nuestros labios a como dé lugar con rigidez y efusividad… No, el que puede hacer eso es el pene y en la vagina (en la boca tampoco aplica). Con uno de ellos, yo por más que esquivaba los embates puntiagudos echando disimuladamente la cabeza hacia atrás o rozando con mis labios los suyos –eso sí, con mucha dificultad–, nomás el chico seguía creyendo que la lengua era su arma letal… Sí, mató mi pasión. ¿Te digo algo? El sexo se limitó a la genitalidad.

Otros son representantes de la pasividad total. Con esto no quiero decir que siempre lo idóneo es la lucha de labios, dientes y lengua –algo que también, con arte y naturalidad, es maravilloso en el momento más febril del encuentro–; a lo que me refiero es a cierto desánimo en los músculos labiales o el endurecimiento de ellos, dando besos de piquito como ese que te atreviste a darle a la niña que te gustaba en la primaria. ¿Mi experiencia? Traté de seducir su estática boca –que de vez en cuando abría– con lamiditas sexys y mordiscos coquetos, pero nada. Con él ni siquiera llegué al faje.

Unos más quisieron comerme la cara. Me acuerdo de uno que, como decía mi papá, de tanta saliva me la dejó como “máscara de cartón”. Mis intentos por atrapar su boca que unas veces estaba en mi barbilla, otras más debajo de mi nariz y por todos lados menos en mis labios, lamiendo y succionando, fueron un fracaso. En el sexo, la libido fue nula. 

No hay nada como la cadencia de un labio a labio en sincronía, la lentitud cachonda y, poco a poco, el frenesí incandescente que alerta los sentidos y a nosotras nos activa la lubricación, que como espontánea respuesta comienza a preparar el cuerpo para actuar sin control aunque aún tengamos la ropa puesta. Imagínate sin ella.

Hoy recuerdo a ese ángel besador que en la cama, de mis belfos pasaba a mi cuello para luego visitar cada uno de mis senos deteniéndose en ellos con especial gozo; seguía con mi vientre, los costados de mi cintura, la entrepierna y después se estacionaba en mi sexo para deleitarlo como lo había hecho con mi boca, para luego penetrarme con ímpetu aguerrido mientras nos besábamos desquiciados, intercambiando alientos y palabras que apenas entendíamos… The best.

Con información de GQ

Columna Invitada